Hipotecas para personas mayores de 50 años

Conseguir una hipoteca y comprarnos una vivienda en la que desarrollar nuestra vida es uno de los grandes sueños que muchas personas poseen. Por supuesto, este tipo de empresas suele ser emprendidas por jóvenes, quienes tienen bastantes años laborales por delante y que planifican algunos puntos cruciales de sus vidas.

Sin embargo, también hay quienes no tuvieron nunca las condiciones para realizar esta planificación o que simplemente no habían tenido como idea comprarse una casa. Es probable que la mayoría de las personas piensen que es una situación extraña, pero te sorprendería la cantidad de solicitudes de hipotecas que ocurren a partir de los 50 años.

Es evidente que a los bancos no les parecerá un buen negocio concederle una hipoteca a alguien que ha llegado ya a los 50. El mercado es sumamente hostil y también suele ser bastante práctico en estas cosas. La situación es la siguiente: quieres una hipoteca, cuyos plazos de pagos suelen estar entre los 25 y 30 años, pero a ti solo te quedan 15 antes de la jubilación.

A las entidades bancarias esto no les parece una situación ideal para poner a disposición su capital y si lo vemos de esa forma es bastante esclarecedor. Entonces, ¿es posible que consiga una hipoteca si he alcanzado o superado los 50 años? Pues sí, a pesar de todo lo que te hemos mencionado, te alegrará saber que hay bancos dispuestos a realizarte un préstamo.

 

Pedir una hipoteca con 50 años o más

Es importante saber que todo este negocio de préstamos a largo plazo funciona bajo ciertas reglas. Las más importantes ya te las hemos explicado en los párrafos anteriores y es necesario que conozcas unas cuantas más.

Lo más relevante para tu situación será saber que los bancos suelen tener una edad límite para conceder una hipoteca. Este límite se sitúa en los 70 o 75 años de la persona deudora al momento de terminar con el pago de la hipoteca. Es decir que si el banco al que acudes te ofrece un acuerdo a 25 años de plazo y tú tienes recien 50, es muy probable que obtengas el crédito.

En el fondo, ninguna de estas instituciones quiere perder las enormes ganancias que obtienen de estos préstamos y al final termina por darles igual tu edad. Eso sí, para compensar el poco tiempo de actividad laboral que te queda, ofrecen menos dinero que si fueras un joven de 20, 25 o 30 años.

De todas maneras, cada entidad tiene diferentes reglamentos y lo que te hemos explicado es una tendencia más o menos transversal. Para saber con exactitud las condiciones y las cantidades de dinero que están dispuestos a otorgar en una hipoteca dependerá exclusivamente de las normas internas del banco.

La buena noticia es que no tienes de qué preocuparte, pues es muy probable que termines consiguiendo una buena hipoteca independiente de si tienes 50 años. Eso sí, vamos a dejar en claro que cercano a esas edad está el límite de tus posibilidades de optar a una.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *