¿Cómo enseñar a tu hijo otro idioma sin forzarlo?

El adecuado manejo de dos idiomas dentro de una misma región y por la misma persona es la definición de bilingüe, se dice que la edad ideal para fomentar esta cualidad en nuestros hijos es desde sus primeros años de vida hasta los 8 años de edad; es una creencia que tiene sus fundamentos pero también no del todo cierto.

 

Cuando nacen los bebés tienen una capacidad increíble de recepción, son como una esponja “todo lo absorben” razón por la enseñar un nuevo idioma aparte del natal es una buena alternativa ya que lo percibirán como normal y con el paso de los años podrían dominarlo como su propio idioma.

 

Sin embargo lo mencionado con anterioridad no descarta a aquellos niños que tienen más de 8 años, pero la incógnita que nos trae aquí es ¿Cómo lo hago sin obligar?

 

Motiva a tu hijo

 

No hay nada mejor para un niño cuando lo hace por sí solo o el impulso le lleva a por más. Podemos encontrar actividades sencillas y divertidas con las que podemos empapar a nuestro hijo de otro idioma, lo imprescindible en este tipo de actividades es que el niño se sienta cómodo y aprenda un vocabulario básico.

 

Cuando los niños son pequeños les gusta las actividades dinámicas por lo que enseñarles canciones donde tu y el baile moviendo los brazos y mostrándole dónde están las partes del cuerpo o los números es una actividad que tu hijo apreciara.

 

Para ello es necesario que tu, como padre también tengas conocimiento o un vago dominio del idioma situación en la que tendrás que instruirte mas si quieres que tu hijo aprenda otro idioma.

 

Idioma por todas partes

 

El Internet en estos casos es una herramienta maravillosa por que nos abre la puerta a una gran cantidad de videos, películas o canciones en diferente lenguaje, esta es una forma inconsciente de relacionar a tu hijo con un nuevo idioma.

 

Tienes que ser creativo, estas no es la única manera en las que puedes incentivar a tu hijo. Depende el tema que quieras tratar con tu hijo puedes esconder tarjetas en los respectivos sitios con su nombre, cada que tu hijo los mire los relacionará con el nombre correcto en otro idioma.

 

Juegos de mesa o electrónicos

 

Los niños por instinto son curiosos con los juegos electrónicos, podemos usar esto como una ventaja dejando que jueguen cierto periodo de tiempo eligiendo un juego con el idioma que queremos que aprenda.

 

Los juegos de mesa como monopolio, ¿Quien soy?, operación; son algunos que puedes adquirirlos en varios idiomas para que se diviertan mientras aprenden. No olvidemos también los libros, leerles cuentos en otro idioma antes de dormir hace que su cerebro recepte palabras y las vaya guardando y las procese durante la noche, libros pop up son un cuento visual en el que el niño a sumergirse en la historia completamente.

Muchos piensan que ingresar a su hijo en una academia que enseña otro idioma es un beneficio, sirve en gran medida por que muchas veces enseñan fonética y gramática pero en realidad creemos que no sirve de mucho.

 

Cuando un niño empieza a ver a cierta actividad como una obligación empieza a perder el interés, es cuando perdemos la batalla para que aprenda otro idioma… lo mejor es ser dinámico e impredecible donde tu hijo se divierta y aprenda para después enseñarle algo más técnico como gramática y ortografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *